Almidonar los latidos


Almidonar los latidos, que suenen

exactos,

sincronizados;

impedir el sobresalto,

la angustia:

Vivir así en calma, sonreír cuando se debe

y no sentir

dolor

de sonreír sin sentido.

Querer sonreír sin sentido,

querer amar

en calma. Ser medida,

sin llegar a fría

o por ahí un poco.

Un poco muda

y otro

sorda.

Ser suficiente para mí.

Tenerme segura,

tenerme colmada,

tenerme saciada,

no importunar.

No importunar con reclamos

sin sentido:

“Vivir y dejar vivir”.

Eso, vivir,

no morir sin

¿quién?

No morir

por ningún motivo

sino después de haber

trabajado,

después de haber amado

con medida

y por medida

tener hijos,

tener techo

y ser limpia.

Querer todo eso

con toda el alma.

Tener alma,

velorio

y entierro.

Y mientras:

cantidad razonable de amigos razonables,

con relaciones corteses,

impecables bajo el ojo

de la madre. Que siempre es madre.

Cuya vagina

tiene el poder de crear lazos

más fuertes que el amor,

más fuertes que entender:

Lazos carnales

que son el suelo de todos

y cuyo desprecio

se torna sospechoso porque

¿Cómo no amar a tu madre?

y cómo no a tu padre,

y cómo no a tu abuelita.

Habiendo salido de aquella carne

que guardó tu carne

y seguro guarda

tu mente,

con primoroso cuidado,

para ser como se debe

-cada día-

y almidona tus latidos

-cada noche-.

Por esas noches en que una sueña.

Cosas posibles,

locas,

inconvenientes.

Que es mejor

olvidar.

16 comentarios:

Asterion dijo...

Perdón, no quisiera litigar, pero lo de ser limpia, está bien.

La Mar en Coche dijo...

me siguen gustando tus letras
ahora vienen en tandas?
...
saludos y un abraxo!
e.-

livio dijo...

Cuidado... el olvido es primo hermano del renunciamiento!

Lacónica dijo...

Aah... el modelo de las madres
Hay una sola!
cuando el hombre no se baña, pasa
pero si una femme quiere emular a Jean Paul Sartre...

Lacónica dijo...

Livio
me cazaste
yeah

Asterion dijo...

Ahhh bueno, si a usted Sartre la atrae por su escasa higiene...

Lacónica dijo...

Aste
es mugre con pedigree
me hace más distinguida y con aire intelectual (es que usted no sabe cómo huelo, especialmente después de bailar un derbake!Ja Ja JA!)
usted qué puede decir? no imagino un minotauro limpito (con la limpieza, seguro se le va la mitad del atractivo)
la mar en coche
te dejé un comentario explicativo en tu blog, espero ver tu perfo!
BESOS!

jonas dijo...

muy bueno, me gusta

ser medida
sin llegar a fría
o por ahí un poco
un poco muda y otro sorda

aplaudo

Asterion dijo...

Lacónica: No creo que el derbake ensucie, salvo que le echen arena mientras lo baila. En tanto a mí imagíneme como quiera aunque le advierto que mis brillos son interiores, no por transpiración (bueno a veces sí)

Yo, Godot dijo...

Excelente.

"[...]Tener alma, [...]

Como bligado. Abollando el cuerpo para tenerla. A cualquier costo.

Excelente.

Lacónica dijo...

qué hacés Godot!
qué bueno que viniste
cómo hago para dejar un comentario en tu blog?
besos de este lao del charco

Aste
no sabe cómo se transpira con el baile? Hay que moverse un poco...

Jonás
nos leemos
besos

Sir Nenon dijo...

Querida Lacónica:

No soy de bailar, nunca el trance psicotrópico pseudo convulsivo fue lo mío, o en realidad eso sí lo fue, ergo no la danza.
En tu mail me escribís con cierta humildad y yo pienso: A cagar con la humildad, uno crea, es suficiente, luego que cada pseudo literato juzgue sin o con autoridad. El acto sublime es la creación, no la teoría o las líneas que seguir, asonancia y consonancia, decasílabos en desuso, etc.
El maestro dice de Almafuerte al prologarlo: "Como todo gran poeta instintivo, nos ha dejado los peores versos que cabe imaginar, pero también, alguna vez, los mejores." Mientras fluya, amén.
Saludos y más allá de todo, me gusta, no comparto tal vez el cómo no querer a un padre, madre o abuelita, pero me gusta.

Polixa dijo...

Juraría que a las letras las estaba acompañando una música.

La pude escuchar y todo.

Besos.

TonioV dijo...

Guau...

Esta bien chevere


Un saludo

Adolfo Calatayu dijo...

Yo tampoco soy de bailar mucho,sucede que a mis años...y además soy de terror bailando.
Bueno,a lo nuestro,o mejor dicho "a lo suyo",esto que le agarró la fiaca tiene sus beneficios tanto para usted como para mí,releo sus trabajos y descubro que "Almidonar los latidos" me parece genial,parece un manifiesto oiga.
Creo que muy pocos podrían escribirlo.
Me saco el sombrero joven.
Besos

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.