recuerdo de un cuerpo

Lo vi, parado, sacar sus manos huesudas, largas, blandas, para actuar. Vi su frente sudada y la articulación de las piernas abiertas, quebrada hacia atrás. Lo vi frágil en un cuerpo demasiado largo. Sus huesos apenas soportando la altura. Demacrado como quien no come bien y comienza a consumirse. Su lengua entró y dije puedo pasarlo bien sin verlo. Cualquiera gustaría de esos ojos claros y esa boca. Si no fuera que me alejan los rostros angulosos y magros bajo pieles que no alcanzan a suavizar el esqueleto. Vi colgar sus pantalones como el recuerdo de un cuerpo sobre el fantasma. Fantasma más cercano a mí por miseria y angustia que aquel cuerpo de hace más de diez años. Los años pasaron sobre mí y dijeron que no corriera por nada y si lo hacía que no notaran mi aliento agitado y la ansiedad de ser alguien en un mundo ajeno. Los años pasaron sobre él como una lija que mordió su carne y sus grasas para dejarlo exánime frente a una hijita. Pero también más etéreo y flexible a lo duro. Su hablar es tan sincero como su cuerpo vulnerable. Pienso en mis piernas, tensas como mis pensamientos, y me digo algo nos pasó y lo hicimos distinto.




9 comentarios:

La Espera Que Respiro dijo...

Lacónica, una vez más, felicitaciones por el relato... pasate por mi blog www.subjetividadesdiscursivas.blogspot.com
Saludos!

MaiTe dijo...

pame
me gustan tus relatos
precisa. esa palabra

Laura dijo...

Ojalá pudiera expresarme así!! que lindo don.
Saludos!!
:)

El perseguidor dijo...

La verdad que muy hermoso lo que escribís, me gustaría saber si te molesta que publique algo tuyo en mi nuevo blog (respetando fuente y autoría obviamente demás esta decirlo) y depaso estaría bueno que te des una vuelta y que participes si queres...

Saludos!!!

Lacónica dijo...

Perseguidor
es un alegría que te interesen mis palabras y por supuesto que podés llevarlas a tu blog!
BESOS!

El perseguidor dijo...

Agradezco el permiso para tomar textos y depaso quisiera saber si tenes algun e-mail para contactarte un poco mas directo o si es mucho pedir...

Saludos!!

PD: En serio, muy lindos los versos

Anónimo dijo...

=)´-`

Oscar Negri dijo...

Tanta belleza y tanta tristeza al mismo tiempo, me recuerdas muy cercana a Cesar Vallejo...pero más loco, pero más cuerdo.

Lacónica dijo...

Oscar
un honor para mí recordarte a Cesar Vallejo
que me da grande, que me queda!
besos desde aquí